4 de noviembre de 2012

05

El rosarino es un personaje particular en mis anécdotas. Es un pibe que es un sorete, es un pibe al cual le dije que me parecía un enfermo mental y el contestó sí, tenés razón, no lo puedo cambiar. Es un caradura y es un chamuyero, en fin, es de Rosario. No por nada, se dice de la ciudad, que los más chamuyeros son los rosarinos y las más lindas son las rosarinas (aunque para mi son más lindas las misioneras, porque son más naturales, más de casa, más gauchitas, más de provincia; en cambio, Rosario, siempre quiso ser Capital y dejó su lado interior, su lado de provincia, su Santa Fe - la mayoría al menos - no por nada, entre Santa Fe capital y Rosario, hay pica). En fin, adoro Rosario. Por suerte, ya estuve dos veces este año. 
El rosarino es un tipo que conocí en el verano en Gualeguaychú. Sí, en los carnavales. Son esos pibes que se creen capos, esos pibes que no te compra la facha, te compra el chamuyo. El malo, ese pibe que si te ponés de novia, tenés que saber que vas a ser una cornuda. El pibe es bueno, es bueno en serio, pero es pirata. Nunca terminé de definir si es pirata porque sí o porque ya no banca a la novia, pero no la deja por costumbre, entonces está con otra minas. No quita su hijaputez. 
Volviendo, era una noche en el hostel, todos teníamos mucho fernet en la sangre, llovía mucho y no nos importó nada, todos bailando. Ese día dije "esta va a ser la mejor noche del año, una de las mejores de mi vida" y hoy, 4 de noviembre, sostengo lo mismo. Es de esos pibes que le gusta que la mina avance, onda una mina histeriqueando. Y a mi no me costó, siempre fui, cuando algo me gustó mucho, de dar el primer paso. Y este pibe me ponía loca porque me histeriqueaba. Y estaba ebria yo también. Todo tiene que ver con todo. Gualeguaychú en carnavales es muy hormonal, también. También, también, también, la búsqueda de excusas típica de las minas. De nosotras. 
Cuestión que me lo comí. No tuvimos sexo porque la estábamos pasando demasiado bien y porque no soy de las minas que a la primera lo hace, me tenés que endulzar un poco el oído primero, mentime que me gusta. Para mi el sexo, es sexo y punto, pero no sé porque tengo que sentir un poquito de piel primero, un poquito de afecto. 
Al otro día, nos saludamos y punto. Indiferencia total. No esperaba que me invite a tomar un helado y que vayamos caminando de la mano por el río, pero un chiste, un guiño, un poco de HOLA. No, no pasó. Esa noche, fuimos al corsódromo, cuando volvimos se había armado joda de nuevo. Hubo menos fernet, pero igual descontrol. Un beso perdido en el medio del patio, pero a la primera que miro para la terraza, estaba con otra. Una francesa, sueca, o algo así, como las misioneras. Y no. Y claro. Es Gualeguaychú. Hay momentos, cosas, personas, que no tienen explicación, son así y punto. Si te gusta, te quedás y sino, doblás en la que viene y cambiás la calle. Lo peor, es que no me comí a otro flaco, más caballero, más típico, más Buenos Aires, porque él estaba ahí. No era porque estaba esperando al rosarino, pero mirá si es un hijo de puta que cuando yo me acercaba a Damián, el más Buenos Aires, él me rodeada. Es un buitre. Y claro, siempre el malo te puede más. Lindos besos además. Por otro lado, nos habíamos hecho todos "amigos", esos de verano, de vacaciones, de alegría, de fernet. Y viste, comerme a Damián también, en otra ocasión, otro lugar, no me hubiese molestado que digan lo que quieran, pero en ese ambiente, en ese momento, por más que fuera gente que nunca más iba a ver, no quería puterío, no quería el quepu. 
Cada uno volvió a su ciudad, obvio, al llegar estuvo el boom del facebook, el típico hay que juntarse, hagamo' un asado, tomemo' ferne', vengan para Baires, vamos para La Plata. Uh, mirá esa foto, jaja, miralo a tal, mirá fulano, uh cierto que mengano estuvo con. Ah jajaja. En fin, esos comentarios. Después cada uno volvió a lo suyo en serio. 
Che y si vamos para Rosario en semana santa? Previo a esto estuvimos hablando durante un mes cual enamorados, todo del día de todos los temas, de lo que querías con el rosarino. Eran mensajes, mandar fotos, a veces hablar por teléfono. Onda, relación a distancia. Me mostró otra cara, más humana, más caballera, más Buenos Aires. 
Fuimos para Rosario y la burbuja explotó, se cayó la careta, me di cuenta que lo que me vendieron no eran más que espejitos de colores. Gente, después de todo lo que hablamos, poco y nada. Puro chamuyo, mucho rosario. No lo podía creer. Miren que me tocaron hijos de puta, pero éste, éste fue el peor. 
Llegué al lugar donde paramos, éramos 7 y me fue a ver. No me dio ni un beso. Lo más frío. Sorete, sorete como pocos. Lo peor es que a la otra noche, viernes santo, termino en su cama. No, lo peor fue que por mensajito me dijo vamos al auto en medio de una reunión, no hubo ni una palabra hasta su casa y habiendo llegado poco. De repente, le agarra la pasión, me pone contra la pared y me comi, literal, a besos. Fue lo que más disfruté, el sexo fue lo más egoísta que tuve. Cogí sin ganas. Y yo soy generosa, yo soy la que le gusta ver la cara de orgasmo al flaco con el que está, se la vi, pero no lo merecía. En cambio yo, fingí. Aunque al tiempo me di el gusto de decirle la pasé de 6 - 7, cuando él la había pasado de 10 ese día.
Volvimos a la joda, como si hubiésemos ido a comprar cigarrillos. No me dio más bola. Yo estaba súper enojada, demasiado, así y todo, esa noche que después fuimos al un boliche en un pueblo cercano, fue otra de las mejores noches. 
En Buenos Aires, no podía creer lo que pasó. Nunca me sentí tan puta, tan -mal- tratada, tan por el ego por el piso, tan poca cosa; no podría creer lo sorete. Hasta que entendí, hasta que reaccioné y me dije mirá de donde viene, mirá lo que es, pero por favor, fue una piedra, tropezón. 
El tema es que ya estamos organizando Gualeguaychú de nuevo y ayer le mandé un mensaje para ver si iba (volvió con la novia). Me chamuyó, porque después de Rosario, mucho después, hablamos y él dijo que fui especial y muchas cosas muy lindas, pero que como salen de su boca, no creés nada. Y ayer la remató cuando le pregunté si llevaba a la novia y me dijo depende si vos me querés cruzar o no. Sabe lo que pienso de él, sabe que no le creo un carajo, pero bueno, nos reímos y quiero revertir la experiencia sexual que tuve con él. 
En fin. Quería compartir esto.

p.d. gracias por los comentarios anteriores; pero no es que estoy deprimida, 
resentida o que no puedo olvidarlo,
el problema no es mi ex,
el problema es mi cuerpo que quiere sentir algo parecido,
pero mejor,
otra vez, con alguien
diferente. 
Y cuando me referí a que yo sería, eso
que tiene en la esquina de su placard,
y que cada tanto,
tiene ganas de usarrr..
me refería a
que cada tanto sé que me extraña,
que quiere estar conmigo,
probar otra vez que onda .
No quise decir que lo iba a perseguir,
que yo elegía seguir estando ahí,
no, al contrario. 
Chau.

7 comentarios:

Tu mundo, mi mundo nuestro mundo ♥ dijo...

Me gustó la historia que viviste, siempre nos gustan los chicos malos, de los que es imposible fiarse.
Gracias por compartir esto; te espero en mi blog.
Un beso.

Solcitto dijo...

Me gustaron mucho las imagenes de tu blog, la de los pajaros libres es genial. Te sigo! www.solcitto-digiio.blogspot.com

† Un sueño solamente † dijo...

A veces nos metemos con cada pelotudo que no nos merece mira.. :/
bue, cada quien atiende su juego, un beso!

You know, L? The Shinigamis only eat apples. dijo...

Ow, te entiendo, y estoy de acuerdo con el primer comentario, creo que a todas nos ha gustado esa clase de chico malo.
Em, lo lamento pero no había visto tu comentario en mi blog D: Ahora volví y te quería agradecer por pasar :'D Ah y te quería avisar que subí un nuevo capítulo: http://novelasamanthatrein.blogspot.com.ar/
Saludos!

Agustina † dijo...

Yo creo que si le volvieras a dar bola caerías mas bajo de lo que caíste antes. El chico este es una mierda, simple. Es de esos que se toma la vida sin compromisos, que tiene miles de chicas pero a la vez ninguna porque nunca está satisfecho. Para pibes como éste, perdón por decirlo así, fuiste una más, una del montón. Otro juguete con el que se divirtió cuando tuvo oportunidad. Y es mejor perderlo que tenerlo. Volver a acostarte con él te haría sentir peor después. Volverías a plantearte esto y volverías a decir que fuiste una estúpida. Obviamente que podes hacer lo que quieras. Pero creo que esto que te pasó, fue para que aprendas a no cometer el mismo error, tanto con él como con otros.
Besos

Kenya G.A dijo...

así somos nos gusta un tipo así, luego nos metemos en todo un royo.

Ella ♥ dijo...

Un total hijo de puta, tal cual, mejor definido imposible.